miércoles, junio 02, 2004

Martes... un dia casi vacio...

Recien ahora puedo ponerme a escribir unas lineas. No me senti bien. Fisicamente bien. Entonces pase mucho tiempo en la cama. En parte pude prepar mi clase para el curso sobre surrealismo que estoy dictando, y cuando andaba levantada estaba preparando el boletín canadiense, que es mi trabajo.
Mucho frio. Afuera y en el alma.

1 comentario:

Lorena Pradal dijo...

algunas pobres palabras apenas alumbran,pero cuando son dichas por la persona correcta alcanza para sostenernos en esta fragilidad que construimos sin saber quiza...